Bienvenidos a mi casa


Estoy feliz porque empiezo el mes mostrando una nueva casa!

Esta vez nos vamos a Santa Fé, a la casa de Antonela a quien conozco a través de IG y cuando vi una foto de su patio me encantó!

Este es un espacio que disfruto mucho porque muestro casas reales y posibles, en donde vemos cosas que en mayor o menor medida son accesibles a todos. Podemos soñar una casa pero la realidad a veces es otra cosa y es ahí donde entra en juego la creatividad, el trabajo y el tiempo que le dedicamos a nuestros espacios. Así que espero que les guste y les sirva que yo siga invitando personas a que nos reciban en sus casas.

Los dejo con Antonella...


Soy Antonela, vivo en un PH que data del año 1929, el primer departamento de un pasillo de 50 metros largo, en el microcentro de la ciudad de Santa Fe. Un lugar en el que todos los que ingresan quedan gratamente sorprendidos por el silencio y la tranquilidad que hay, aislado totalmente del caos vehicular. La casa la compramos hace 5 años, en ese momento éramos 3: mi marido Francisco, y mi hija Lola (1 año). Un tiempo después, llegó la pequeña Amparo y completamos nuestra familia.
Formada como Comunicadora Social, trabajo en prensa del Gobierno de Santa Fe y, además, de manera particular, hago manejo de redes sociales y comunicación institucional. Me gusta mucho la arquitectura y la decoración, no tengo formación al respecto pero poco a poco he ido afinando el ojo. La reforma y ampliación de la casa fue pensada íntegramente por nosotros. 





 No podría definir exactamente el estilo de nuestra casa. Nos gustan las cosas antiguas y contamos con una arquitectura que acompaña ese estilo: techos altos, cielos rasos de yeso con molduras originales, grandes aberturas de cedro, pisos de pinotea y calcáreos. Pero también disfrutamos de las comodidades de la tecnología y, con las reformas, fuimos incorporando tendencias actuales (porcelanato simil madera, azuelejos subway, lámparas industriales) acompañadas de muebles antiguos que fuimos comprando, y también heredando: la tabla de planchar como mesa de arrime, la mesa del comedor y las arañas de mi abuela materna, cuadros y fotos de casamiento de mis abuelos y millones de pequeñas “cosas sueltas” que también fuimos heredando de mi suegro, de mi papá y hasta del abuelo de una amiga. Así, poco a poco, fuimos decorando nuestra casa: herencia, amor y mucho trabajo con nuestras manos (desde restauración de muebles, pintura de paredes, e hicimos la biblioteca y el cabecero de la cama, entre otras cosas).



A principios de este año, la cocina se convirtió en baño en suite con el dormitorio principal y el antiguo baño, más el distribuidor, pasaron a ser la cocina. Hoy ese espacio queda pegado al dormitorio de Lola y Amparo, pero en unos años sus dormitorios estarán en la planta alta y eso se convertirá en un comedor diario. Por ese motivo, ya dejamos planteado el pasaplatos (tapado con durlock) que puede verse en la cocina y también desde el dormitorio.
La típica casa chorizo se organiza alrededor del patio. Debajo de la escalera tenía un baño de servicio (hoy toilete) y también armamos allí el lavadero, tratando de aprovechar cada metro cuadrado. En el descanso de la escalera, se encuentra el cuarto de servicio que hoy es la oficina. A futuro, será uno de los dormitorios de la planta alta.













En la terraza, hay un baño que hicimos recientemente para pasar allí las tardes y noches de verano, pero también pensando en que luego será para los dormitorios de la planta alta. La terraza todavía no está terminada, pero allí tenemos muchas plantas que le dan color y alegría a nuestra vida y hay una pileta (chica, pero en verano, con 40 grados de temperatura, es el paraíso). Todavía resta armar el deck al lado de la pileta y terminar de organizar la terraza.

La casa no es grande (tiene alrededor de 80 m2 cubiertos más el patio y la terraza), pero sus techos altos y grandes ambientes, hacen parecerla más espaciosa de lo que es. Tiene mucha luz y eso nos encanta. Podríamos haber comprado una casa más grande alejada del centro de la ciudad, pero esta nos enamoró desde el primer momento y nos gusta la comodidad de vivir en el centro. Le hemos dedicado mucho amor, tiempo y esfuerzo y nos gusta disfrutarla. Y siempre estamos dispuestos a recibir gente querida.













Diganme si no es una casa divina y el sueño de muchas... una casa antigua reformada? el mío fue siempre aunque no pude cumplirlo.

Tienen muchas ideas para sacar y adaptar a sus casas! me encantaron los baños y suspiro por esa bañera!

Les dejo la cuenta de Anto para que vayan a gustar de sus fotos!

Ya tengo en vista la próxima casa y es para morirse de amor de lo linda que es!

que tengan un hermoso mes!


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Dejame tu comentario!

© My Fun Time / Diseño:Lau Rolfo + Desarollo: Maira Gall.